lunes, 25 de febrero de 2019

Diez razones por las que Pablo Carro fue elegido candidato del kirchnerismo

Link a la nota de Juan Leyes publicada el 25/02/2019 en LA VOZ DEL INTERIOR:
El diputado nacional Pablo Carro fue ungido como el dirigente kirchnerista que encabezará la lista a gobernador en las boletas que estarán en el cuarto oscuro el próximo 12 de mayo en Córdoba.  
La decisión, discutida por meses, cuenta con el “visto bueno” de Cristina Fernández, aseguran desde los partidos que conforman Unidad Ciudadana (UC) en Córdoba. 
Ese apoyo de la “jefa”, como les gusta a los militantes K llamar a su dirigente, quedó plasmado en la letra de un acta que los partidos firmaron el viernes pasado. 
La definición estaba entre tres nombres, el propio Carro, la diputada Gabriela Estévez y, aunque el pensamiento no fuera correspondido, incluso desde el kirchnerismo se apostaba por el nombre de Tomás Méndez, quien más mide en encuestas entre estos nombres. 
Fuentes cercanas a Máximo Kirchner aseguraron la semana pasada que la expresidenta prefería que el candidato fuera “un hombre”. De todas formas, las razones son varias, tanto que hasta podría considerarse que otra opción no hubiera sido posible. 
  • Razón 1. Gabriela Estévez viene desarrollando un trabajo encomendado por el Instituto Patria que es trabajar por la unidad del peronismo, es decir, entre el cristinismo y Unión por Córdoba (UPC). Un encargo que, en conversaciones con La Voz, Carro también reconoció como propio. Ambos, aunque conscientes de la dificultad que eso implica en vistas de la elección local, no dejaron de tender puentes hacia el PJ local, sobre todo hacia el ala delasotista. Asesores de la diputada siempre dejaron claro que la apuesta de Estévez era esa, por eso desde su núcleo hasta se especuló en que no hubiera una candidatura hasta que no estuvieran cerradas todas las puertas con el schiarettismo. Incluso, afirmaron que la apuesta de Estévez es desde el 12 de mayo en adelante, un día después de la elección a gobernador, trabajar junto con Natalia de la Sota por la diputación. De esta manera, una fuerte candidata a encabezar la fórmula como Estévez ya contaba con un plan trazado hacia las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (Paso). Lo nacional, por sobre lo provincial. 

  • Razón 2. Las encuestas. En distintas mediciones a las que tuvo acceso este medio, el diputado Carro conserva e incluso supera la intención de voto con la que obtuvo la banca en su única y última elección. En 2015, la boleta cristinista alcanzó el 9,72 por ciento de los votos. Si bien algunos referentes de Unidad Ciudadana aseguran que “los votos son de Cristina” y que los encuestadores sólo miden a Carro a la hora de hacer los sondeos, también es cierto que el sindicalista (es dirigente de la CTA de los Trabajadores) es el referente más conocido de los dirigentes K provinciales entre los votantes. Por otro lado, su imagen negativa no es demasiado alta. Cabe destacar que la encuestadora JWC, luego de un relevamiento de 1.010 casos telefónicos en febrero, estimó que el 25 por ciento de los que votarían a Carro no lo conocen, pero sí lo hacen por el sello kirchnerista. 

  • Razón 3. Emparentado con esta última razón, un bajo rendimiento en las provinciales en mayo es un “mal resultado” para Cristina rumbo a octubre. Dicho por los propios dirigentes de UC, aspiran a mantener los números de la última elección o superarlos. Por lo que no podían apostar a un candidato que rindiera menos. “No cualquier candidato junta los votos de Cristina”, dijo un alto referente de este espacio a La Voz.  

  • Razón 4. El factor Méndez finalmente no prosperó. Desde el Partido Solidario (PSOL), de Eduardo Fernández, y desde el entorno de la diputada del Parlasur, Cecilia Merchán, trascendió que las conversaciones con el partido del periodista se venían estableciendo desde el año pasado con el propósito de lograr una unidad para ir a elecciones. 

  • Razón 5. Carro es un candidato “no peronista” y esto es un elemento que tuvo peso en la decisión. Desde Unidad Ciudadana es compartida la idea de que en Córdoba el objetivo es que no gane Cambiemos, y disputarle votos peronistas a Juan Schiaretti pone en una posición incómoda al cristinismo, ya que la expresidenta pretende que su espacio siga trabajando con el peronismo local para sumar apoyo a su candidatura en las Paso y en las elecciones presidenciales de octubre.  Para tener en cuenta, según JWC en una medición, los votantes de Schiaretti y Carro atraen fracciones similares del voto a Scioli en el balotaje 2015, 34 y 32 por ciento, respectivamente.

  • Razón 6. Los legisladores provinciales del bloque kirchnerista Córdoba Podemos no construyeron una referencia fuerte para una candidatura. Durante un tiempo, en la Unicameral se mostraron como fuerte oposición al gobierno de Schiaretti, en otras oportunidades apoyaron las leyes del oficialismo. Consultados, varios referentes de UC, aseguran que los legisladores Martín Fresneda, Carmen Nebreda, Franco Saillén y Vilma Chiapello “arrancaban de atrás” en la competencia con Carro y Estévez. Por un lado, porque los diputados nacionales, al estar en Buenos Aires, fortalecieron el contacto con los referentes nacionales del kirchnerismo. 
El propio Fresneda –quizás uno de los más conocidos junto con Nebreda, ya que fue funcionario de Cristina– optó por bajar su perfil en el último tiempo. 
  • Razón 7. No hubo disputa interna en UC, los referentes tenían la seguridad de que el candidato iba a salir por consenso. “Puede haber un poco de tironeo, pero no me parece que la interna vaya a ocurrir, yo creo que nos vamos a poner de acuerdo”, había dicho el diputado el mes pasado. Consciente de los tiempos, el propio dirigente hasta había aventurado una fecha para la definición de la candidatura en la primera quincena de febrero. Desde el Consejo de Organizaciones de Unidad Ciudadana insistieron reiteradamente en que había que definir rápido el candidato, pero siempre con la idea que todos irían detrás del que fuera escogido, sin internas. Sólo Fernández mostró sus intenciones de candidatura y, en la última semana, la diputada Merchán salió a pararse como candidata a gobernadora, pero ahora todos bajaron sus aspiraciones y se encolumnaron detrás de la propuesta del docente universitario Carro.  

  • Razón 8. El consenso fue fuerte. El viernes pasado estamparon su firma varios referentes de Unidad Ciudadana y ya no hay discusión. El acta que suscribieron refleja la determinación  de la conducción del frente: firmaron el Partido de la Victoria, representado por su apoderado, Ignacio Baselica; el Partido Comunista, representado por su presidenta Solana López, Horacio Viqueira, presidente del Frente Grande, el partido Nuevo Encuentro, representado por Federico Iribarren; el partido Kolina, con su presidente José Luis Bianchi y el partido  Solidario (PSOL), representado por Eduardo Fernández. Además, firmaron el acuerdo Estévez, Carro, Merchán, Nebreda, Chiapello y Saillén.

  • Razón 9. Es un candidato “limpio”. No está emparentado a la denunciada corrupción K que hace mella en la confianza de los votantes hacia ese espacio. Nunca fue funcionario de la administración de Cristina Fernández. 

  • Razón 10. Carro tiene un relevante ascendiente sobre la militancia, razón que posibilita sumar adeptos para la campaña. Su origen son las organizaciones que conforman UC, no proviene de una estructura partidaria. Aunque del Consejo de Organizaciones insisten en que fueron los que propusieron a Carro como candidato en 2015 y que desde hace un tiempo se mantiene alejado de ese espacio, no dejan de reconocerle su llegada a los militantes de base. Cuando participa de marchas y actividades partidarias, son muchos los que se acercan a él para sacarse una foto de recuerdo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario