viernes, 22 de mayo de 2020

La movilidad es clave. Hipótesis para provincia y ciudad de Buenos Aures


  1. Provincia de Buenos Aires

La proyección que realizamos para el domingo en la provincia de Buenos Aires (PBA) ya está cerca de ser alcanzada con los datos del jueves y seguramente será sobrepasada hoy viernes. Esto no es sorprendente ya que este tipo de proyecciones sólo pueden tener algún poder predictivo si las condiciones de contagio se mantienen esencialmente iguales en el tiempo. Sin embargo, las condiciones efectivamente cambiaron.
Semana a semana se fueron permitiendo más actividades comerciales, además de cierta permisividad de facto asociada al relajamiento de controles. Las consecuencias del incremento en movilidad (que se puede corroborar con las mediciones de Google[1]) de las últimas dos semanas se están empezando a ver ahora. Es decir, el efecto del mismo en la cantidad de contagios confirmados viene siempre con cierto retraso, y la forma más cabal de dimensionar este retraso es comparar la movilidad con la “fecha de inicio de síntomas”, información que en Argentina recién empezó a estar disponible el pasado viernes 15 de mayo. Jorge Aliaga, en un post muy detallado y por cierto recomendable[2], graficó la evolución de casos por fecha de inicio de síntoma, allí se ve claramente la correlación entre el descenso efectivo de la cantidad de contagios nuevos y la implementación de las distintas medidas de restricción en movilidad. Se estima que el periodo de incubación promedio (desde la infección hasta los primeros síntomas) es de 5 días[3], y a esto hay que agregarle el retraso “humano” hasta que efectivamente se hace el hisopado, y el subsiguiente procesamiento y confirmación. También Rodrigo Quiroga ilustró claramente esto para distintos países[4], comparando la movilidad medida por Google y la cantidad de casos confirmados por día, corriendo 12 días hacia atrás esto último. Según este tipo de cruces, al parecer, 12 días funciona bastante bien como estimador genérico del retraso, incluyendo su componente “humano” que tiene que ver con la voluntad de los individuos y el sistema de salud.
Con estas estimaciones en mente se puede concluir que la suba de casos diarios en PBA de esta semana son consecuencia del incremento de movilidad en las semanas del 4 y del 11 de mayo. Según las estimaciones que realiza Google, con su fragmentación territorial, en la Provincia la movilidad creció con respecto a la última semana de abril sobre todo en las áreas asociadas al incremento de la actividad comercial y laboral en general:
      Lugares de trabajo: de -50% en promedio a -33% con respecto a la línea de base.
      Lugares de tránsito: de -60% en promedio a -50% con respecto a la línea de base.

Por otra parte, en áreas asociadas al esparcimiento la movilidad creció mucho menos en términos relativos:
      Bares, restaurantes y recreación: de -80% en promedio a -74% con respecto a la línea de base.
      Parques y plazas: de -95% en promedio a -91% con respecto a la línea de base.

Si bien el informe de Google no alcanza a brindar el dato completo sobre en qué medida las salidas recreativas incrementaron la movilidad, ya que los reportes se cortan justo el sábado 16 y sería importante para dimensionar esto tener los datos del domingo 17 inclusive, si tomamos las medidas de movilidad hasta el momento (sólo del sábado 16) pareciera que las salidas recreativas no la afectaron significativamente. En cambio, sí queda claro que la paulatina apertura de más actividades comerciales involucró un aumento importante en la movilidad en lugares de trabajo (particularmente) y en lugares de tránsito. Este factor aparece como más relevante a la hora de dar motivos que justifiquen el aumento en cantidad de casos diarios de la última semana, y la consecuente disminución en el tiempo de duplicación de casos en el AMBA.

  1. Ciudad de Buenos Aires

Si tomamos en cuentas los datos del miércoles y del jueves, tanto en ciudad de Buenos Aires (CABA) como en Córdoba, las proyecciones que realizamos el martes pasado para este domingo siguen pareciendo razonables.
En CABA, Aliaga (en el post citado) da cuenta de que la expansión en la cantidad de casos nuevos, o la estimación de contagios nuevos por fecha de inicio de síntomas, viene siendo exponencial aproximadamente desde el 12 de abril, y ahora con un tiempo de duplicación mayor al de aquel momento. Esto sin dudas responde a que hubo un incremento en la movilidad importante con respecto a la última semana de abril, también sobre todo en las áreas que destacamos para la Provincia:
      Lugares de trabajo: de -60% en promedio a -48% con respecto a la línea de base.
      Lugares de tránsito: de -75% en promedio a -60% con respecto a la línea de base.

Se hipotetiza que el efecto de esta apertura se empezó a vislumbrar unos días antes que en la provincia por lo focalizado de los brotes actuales, muy concentrados en dos barrios vulnerables. Lo focalizado de los brotes permitió una localización de contactos cercanos de casos confirmados más rápida, reduciendo de esta manera el retraso entre la infección y su confirmación por PCR.  Hay que resaltar, que más allá del factor “suerte”, la Ciudad puede alcanzar un mejor mapeo por su pequeña superficie y su mucho mayor presupuesto por habitante en relación a la Provincia. Quizás esto le permitió al ministro de salud Quirós afirmar, el pasado 14 de mayo, que en la Ciudad se estiman entre 800 y 1000 casos diarios para la primera quincena de junio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario